Sexo sin compromiso: Pros y contras

El sexo, en la sociedad moderna, está siendo discutido mucho más a menudo, y concretamente más en la última década. La gente ya no tiene miedo de revelar sus preferencias, deseos y de dar su opinión. Uno de los temas más discutidos hoy en día es “sexo sin compromiso”. Es un tema que “chirría”, que está mal visto y que es odiado por mucha gente. Por todo esto, vamos a ver aquí los lados más brillantes y oscuros del sexo sin obligaciones.

 

 

PROS:

Es saludable.

No es un secreto que el sexo es necesario, tanto para hombres como para mujeres, al menos para mantener una buena salud mental, eso sobretodo: Alivia la tensión, aumenta tu autoestima, trae emociones brillantes, te sientes bien contigo mismo y te da placer, cosas que hacen que tu día a día sea mucho más llevadero. Además, si hay una persona que puede darte lo que necesitas ¿por qué evitarlo?, es maravilloso. Seguramente en internet podréis encontrar una gran cantidad de información de beneficios de la salud para el sexo. Incluso, su propio médico le podría citar unas cuantas si usted se lo pregunta.

Ausencia de obligaciones.

Obtienes placer, que es lo que sencillamente necesitas y nadie puede llegar a hacerte sentir infeliz. No tienes que justificarte. No tienes que responder preguntas molestas del tipo “con quién pasas las tardes” o tener miedo de parecer estúpido a los ojos de alguien. Ni siquiera necesitas escuchar lo que ella te está diciendo y fingir que estás interesado. En otras palabras, no hay pretensión a que nuestro estado emocional se forme tan negativamente como suele ocurrir en ciertos momentos de una relación habitual. La tranquilidad que te da ser libre después del sexo puede ser un placer extra para muchas personas, que lo único que están buscando es eso…solo sexo.

Libertad de acción.

Si quieres, puedes llamar a tu amante para tener sexo y si no quieres verla hoy, no la llamas. Nadie te culpará por esto, eres absolutamente libre de tomar tu propia decisión. El sexo sin obligaciones es para aquellas personas que no tienen sentimientos el uno por el otro, pero que se tienen simpatía entre sí. Cualquier experiencia o sentimiento no está dirigido a una sola mujer u hombre en concreto, así que no dependes de tus sentimientos amorosos, ni ella de los suyos. Y el sexo mutuo incluso ayuda a distraerte de tus problemas más urgentes. Además, cada uno puede encontrar sus propios “socios” y ni siquiera se arrepentirán porque no tienen obligaciones el uno con el otro. Es decir, si optas por tener sexo sin compromiso, lo podr´s tener con gente diferentes, y no con siempre la misma persona.

No hay enfermedades de transmisión sexual.

Por supuesto que nadie puede garantizarnos una protección eterna y completa contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS), pero cada uno de nosotros recuerda, y sabe perfectamente, que el sexo debe ser protegido. Los condones, desafortunadamente, no dan una garantía del 100%. El contacto constante con una única pareja sí que es verdad que da más garantías de mantenerse sano y no infectarse con toda la lista de infecciones, bacterias y virus que conocen los ginecólogos y urólogos. Pero si realmente te preocupas por ello, y tomas las protecciones necesarias, no debería ser un problema.

 

CONTRAS:

Comenzar a sentir afecto.

Siempre existe el riesgo de que aparezca una manifestación de simpatía y de afecto hacia esa persona. Es difícil predecir las consecuencias. Puede surgir un sentido de “propiedad” incluso cuando tienes relaciones sexuales constantemente con una persona con la cual, has acordado la relación de un carácter enteramente sexual, y entonces toda la parte del plan que se llama “sin obligaciones” puede llegar a fracasar. Y como seguramente sabrás, este no es el mejor final para este tipo de relación. Aunque desde el principio no lo quieras, a veces el corazón podrá más que la razón.

Tarde o temprano, te dejará por alguien más.

Algún día te llamará y te dirá que se acabó y que ya no os veréis más. E incluso si no sientes sentimientos ciertamente “especiales” por ella, te dolerá. Además de perder a una perfecta amante, perderás a una amiga maravillosa, una amiga que te ha estado haciendo feliz en la cama durante mucho tiempo, ya sean meses o años. Prepárate para ese momento, por que es más que probable que llegue.

La relación no es como te piensas

Puede que no obtengas lo que necesitas de esta relación. Parece que tienes una persona cercana, pero, de hecho, no lo es. No estáis ahí para apoyaros en una situación difícil y ni tampoco para abrazaros al final del día después de un duro día de trabajo. Después de todo, cada uno de nosotros quiere y pretende ser amado en la vida por una persona de manera incondicional, pero este, no es el caso. Si lo que buscas es afecto y hablar con alguien en los momentos malos, tal vez estés buscando algo más serio.

Opinión negativa de los demás

Las miradas sesgadas y los comentarios de desaprobación están a la orden del día. Siempre hay alguien que te llamará “inmoral”, ¿Tienes relaciones sexuales sin una relación?  ¿Has perdido la cabeza? ¿Cómo pretendes vivir en una sociedad así? Parece ser que todo el mundo sabe lo qué es mejor para ti menos tú. Todos somos excelentes consejeros cuando no nos concierne ni sabemos realmente de qué va el tema. Quizás la mejor opción sea dejar los secretos de tu vida personal en tu habitación, si lo que de verdad deseas es evitar esta situación. No tengas miedo de la desaprobación. No olvides que ellos también tienen su propia locura personal, deseos y secretos, aunque los traten de ocultar y probablemente, ni siquiera se atrevan a contar.