Cómo encontrar a la mujer dominante o a la fémina sumisa de tu sueños.

Descubre la seductora y pervertida emoción de una sesión de juego de BDSM. Muchos hombres realmente quieren encontrar una mujer dominante que les ayude a realizar sus fantasías pervertidas, o animar a su pareja a convertirse en una amante, o por lo contrario, una mujer sumisa. ¿Sabías que hay una manera fácil de encontrar a la mujer dominante o a la mujer sumisa de tus sueños? Sigue leyendo y te contaré el secreto.

El encanto de una mujer dominante en una sociedad que todavía, de alguna manera, continua teniendo un punto de vista patriarcal, muchos hombres encuentran la idea de que una mujer dominante, que los mangonee y los ‘obligue’ a realizar varias tareas, una idea muy atractiva. Por supuesto, el énfasis está en la diversión, con el consentimiento como un prerrequisito no negociable.  

Durante un juego de rol consensuado con una mujer dominante, la anticipación de las muchas y variadas opciones del juego puede ser embriagadora en sí misma. ¿Qué te hará hacer esta misteriosa, pero seductora y poderosa mujer? Podrías intentar resistirte, pero ¿realmente querrías hacerlo?  

El estereotipo de una mujer dominante, amante o dominatrix es una mujer de cuero, látex o PVC vestida con tacones de aguja o botas de muslo alto, blandiendo un látigo u otro instrumento de castigo – y por muy buena razón. Esta es una imagen extremadamente excitante para el tipo de hombre que busca una mujer dominante para dar vida a sus sumisas fantasías BDSM. Pero, no siempre es así, de hecho, existen muchos tipos de dominación, algunas no tan conocidas, como la dominación financiera.

Por si no lo sabes, en la dominación financiera, la dominatrix controla el dinero del sumiso, y le obliga a pagarle lo que ella desee cuando lo desee. Viajes, cenas, zapatos… y todo esto sin la necesidad de estar juntos, es decir, puede llamarle para ”obligarle” a que le ingrese 100€ porque ha visto un vestido que le gust, y quiere que se lo pague. Si… esto existe.

 

El atractivo de una mujer sumisa

Quizás la idea de una mujer dominante no es lo tuyo en absoluto, puede ser que no te atraiga lo más mínimo el concepto de mujer dominante, o simplemente ese tipo de juego te deja frío. Esto podría deberse a que la sumisión masculina y la dominación femenina no son tus puntos débiles. Después de todo, todos somos diferentes, y el juego de rol de hombre dominante y mujer sumisa es extremadamente popular y omnipresente en nuestra sociedad. Basta con ver la popularidad algunas novelas que hablaban de este tema, que ayudó a traer el BDSM de vuelta, sacarlo de las mazmorras y ponerlo bajo un foco de atención principal.  

Pensando en la sumisión femenina -y una vez más, nunca se insistirá lo suficiente en la importancia del consentimiento activo-, ¿qué es lo que excita a algunos hombres en particular? Es fácil ver por qué la sumisión femenina es un tema tan popular entre muchos hombres – y mujeres también. Una bella mujer, de rodillas, con la cabeza inclinada y lista para cumplir las órdenes de su “Maestro”… Podrías ordenar que te haga un strip-tease, o masturbarte para tu placer visual, o que te haga favores sexuales como chuparte tu miembro y cualquier otra cosa que le pidas, cualquier otra cosa que te apeteciera en ese momento.

A muchas mujeres también les encanta esta combinación divertida y consentida de humillación y dolor de unas buenas nalgadas. Hay varios métodos de castigo que puedes elegir para hacer que el trasero de esa mujer traviesilla se vuelva rojo y que cada vez se vaya encendiendo más, como los azotes y golpes de zapatilla, o tal vez optes por la manera tradicional y más cercana, de piel con piel y mientras se tumba sobre tus rodillas, le atizas unas buenas nalgadas.

Cuando estás indeciso.

Muchas personas no son sólo simplemente dominantes o sumisas, y lo que digo va tanto para hombres como mujeres. Puede ser que dentro del juego del BDSM tengas tantos elementos pervertidos de dominio como elementos de sumisión, y que quieras incorporar ambos elementos en una sesión de juego. Para ello, es muy posible que vayas a necesitar o prefieras jugar con una persona con las mismas características que tú.

Encontrar a la mujer dominante o sumisa de tus sueños.

¿Has pensado bien y sabes exactamente qué tipo de mujer estás buscando para ayudarte a convertir tus fantasías en realidad? Hay miles de mujeres que trabajan como Escorts en cualquier parte del mundo, y todas ellas están preparadas y listas para ayudarte a conseguir el tipo específico de diversión que estás buscando.

No cometas el error de pensar que las acompañantes o Escorts sólo satisfacen los deseos y peticiones “base” de sexo; estas talentosas trabajadoras sexuales combinan su aspecto sensual, su personalidad seductora y sus años de experiencia para asegurar que tu sesión de juego se adapte perfectamente a tus deseos, caprichos y fetiches.  

Busca una escort que acepte hacer BDSM, seguramente ya lo habrá hecho antes, tendrá experiencia, y se adaptará a lo que necesites. Puedes pasar un rato realmente agradable con una escort. Si las tratas bien, ellas pondrán todo de su parte para hacerte feliz, ya que lo quieren, como cualquier empresario, es fidelizar cliente, y tu eres el suyo.