Cinco consejos sexuales para hombres sobre mujeres

Le pregunté a mi marido que querían saber los hombres acerca de las mujeres. Él respondió que los hombres querían saber el truco del sujetador y probablemente cómo conseguir que ella se interesara por el sexo y cómo hacer algo bueno para ella – ellos querían a alguien con un manual para saber los secretos importantes.

Aquí hay cinco consejos para ayudara los hombres a entender mejor a las mujeres.

 

El romance abre su corazón y eventualmente sus piernas

Cuando piense en un banquete de Navidad, probablemente piense en sacar la piel del pavo crujiente del ave directamente del horno, puré de papas cremoso goteando con salsa, un delicioso pastel de calabaza picante con montones de crema batida, y comer tanto que tiene que aflojar el cinturón.

Lo más probable es que su esposa ya haya comenzado a planear ese delicioso menú. A ella también le gusta comer. Pero también está pensando en su lista de invitados. Se está preguntando a qué mujer soltera puede invitar a la mesa que podría ser compatible con su hermano soltero, esta pensando en la cubertería y en la decoración… tu solo en la comida.

Lo que quiero decir es que mientras usted está pensando en comer, su esposa está pensando en todo el ritual del día, el romance de la reunión: la conexión, la belleza y la luz. Lo has oído un millón de veces: sé romántico. Es un consejo repetitivo, pero cierto.

Usted no sabe por qué alguien se molestaría con los adornos cuando hay un festín por delante; no le importa si la comida está sobre una lujosa vajilla o en un plato de plástico.

A las mujeres les gusta sentirse profundamente conectadas antes de que se exciten sexualmente. El entorno, la construcción, la relación, todos trabajan juntos para hacer que el momento funcione para ella. Estas cosas le importan.

Las mujeres se quejan de que sus maridos nunca llaman cuando están en el trabajo. Eso es porque está pensando en el trabajo. Los hombres se dividen en compartimentos para la tarea que tienen entre manos. Las mujeres piensan más como la web, todo se relaciona con todo. Es algo contraproducente cuando la tarea que tenemos entre manos es el sexo y no podemos dejar de lado las preocupaciones del día. La compartimentalización funciona para ti cuando se trata de sexo porque puedes concentrarte y disfrutar, pero funciona en tu contra cuando se trata de proveer algo de previsión para el momento.

El romance es como el ejercicio. Si corres por la mañana no significa que no vayas a tener un ataque al corazón esa noche. Romance no significa: Te traje flores, así que debería tener sexo esta noche. El ejercicio crea un cuerpo sano. El romance crea un telón de fondo romántico saludable para la capacidad de respuesta de una mujer. Es algo táctico y práctico que usted puede hacer para aumentar sus sentimientos de conexión.

 

Personaliza la petición

Hazlo por ella, no por estar cachondo. Si a ella le gusta que la toquen primero, empiece de forma genérica. En cuanto a las sugerencias verbales, “¿Quieres tener sexo?” deja a las mujeres frías.  “Mmmm”, piensan, “¿quiero tener sexo?…uh, no.” Es la pregunta equivocada. De hecho, la iniciación no debería ser una pregunta, debería ser una declaración de lo que quieres.

Mírala a los ojos. Dile que es hermosa. Dile que quieres hacer el amor con ella. Es mucho más personal que, “¿qué tal esta noche?” o “¿estás de humor?” o “¿quieres hacerlo?” Las mujeres pueden pensar que lo único que quieren los hombres es sexo. Muéstrale que todo lo que quieres es a ella.

Crees que debería saber que la quieres. Aparentemente no importa lo que hagas, la iniciación da como resultado la misma respuesta: no. Pero todas las cosas tienen que funcionar juntas. Marque todos estos consejos sexuales para un esfuerzo coordinado. Piense en crear un clima frente a un evento.

 

Preliminares

Desde cero, las mujeres tardan unos 40 minutos en llegar al pico sexual.  Tardan unos 20 minutos de caricias muy generales en pasar de estar dispuestos a tener relaciones sexuales a querer tenerlas. Luego, toman otros 20 minutos de estimulación genital para alcanzar el orgasmo. Si la apresuras, concluirá que no es su noche y te dirá que sigas adelante. Por lo general, esto es insatisfactorio para los hombres porque quieren una pareja que responda. Casi todas las mujeres con las que he hablado piensan que tardan demasiado en llegar al climax. Comparada contigo, tarda mucho tiempo.

Su funcionamiento hormonal de la testosterona, una hormona tanto en hombres como en mujeres que gobierna el deseo fisiológico de tener relaciones sexuales, puede ser tan baja como la centésima parte de la tuya.

El nivel de testosterona de una mujer es de aproximadamente 70 ng/dL cuando tiene 18 años y la mitad que cuando tiene 40 si tiene suerte. Su experiencia en su cuerpo es marcadamente diferente a la tuya. Mientras que podemos procesar la testosterona de manera diferente y también hay mediciones que son aún más sensibles, esta es la razón principal por la que usted tiene antojo de sexo y ella no. La testosterona también gobierna su tasa de excitación

Sugiera nuevas técnicas, posiciones y fantasías cuando esté a mitad de camino de la montaña

Si eres un perseguidor sexual, te gusta mejorar las cosas. Probablemente tengas ideas fantásticas sobre cómo darle sabor al sexo. Y probablemente has sido derribado una o dos veces (o cien). El mejor momento para sugerir algo nuevo no es en el viaje de regreso a casa, sino después de que ella está muy excitada. En ese momento su modestia es menor, su inhibición ha disminuido, y ella es la más abierta a su sugerencia.

Puedes ayudar si no la dominas en el interrogatorio matutino. No digas: “Vaya, sabía que te gustaría mucho si alguna vez te convencía”. En su lugar, sea tranquilizador. Di: “Anoche estuvo fantástico”.  

Por alguna razón, algunas mujeres experimentan vergüenza cuando se les relata su experimentación. Sería prudente que ella hablara de ello sólo cuando está excitada.

A menudo se socializa a las mujeres para que sean el freno, no el motor, del deseo sexual.

 

Conocer 20 técnicas táctiles diferentes

La diferencia entre un masaje profesional y un masaje de tu pareja mientras ves la televisión es bastante marcada. La masajista trabaja cada lado de la espalda con una simetría perfecta. Cada músculo es amasado. Los toques son medidos y planificados para profundizar la relajación. Hay suficiente repetición para que el receptor descanse y suficiente cambio para mantenerlo interesante.

Del mismo modo, un hombre necesita saber y ser capaz de estimular los genitales de una mujer con conocimiento e intención. Debe conocer cada parte con las luces encendidas y apagadas.

Debido a que los genitales de la mujer cambian durante la excitación, él debe conocer los detalles de esos cambios: color, congestión, tejido eréctil, lubricación. Un buen amante tiene al menos 20 toques diferentes para usar. Las dos variantes principales son la presión y la fricción y una combinación de ambas.