10 hechos de sexo completamente extraños

Desde el momento en que te excitas hasta llegar ese increíble momento de bienestar después del sexo, tu cuerpo está haciendo algunas cosas increíbles para asegurarse de que experimentes un gran placer. Pero estamos dispuestos a apostar a que no estás al tanto de nada de esto mientras ocurre. Bueno, prepárate para que descubrir las impresionantes hazañas que ocurren mientras estás ocupado manteniendo sexo.

 

1.- TODO TE PARECE SEXY

Seguro que sabes en que pensar para excitarte sexualmente, (bomberos, actores famosos, deportistas de élite populares…), pero puede que le excite mucho más de lo que piensa. Investigaciones de importantes entidades encontraron que aunque las mujeres heterosexuales reportaron sólo sentirse excitadas por los hombres, sus medidas de excitación fisiológica (como el flujo sanguíneo vaginal) contaron una historia diferente.

La mayoría de las mujeres en el estudio se excitaban por cada estímulo sexual que veían (cuerpos masculinos y femeninos desnudos, sexo heterosexual y homosexual, incluso sexo animal), mientras que la excitación de los hombres era mucho más predecible. El resultado final: Las mujeres tienen la capacidad de excitarse por una gama mucho más amplia de situaciones. ¡Qué suerte tienes!

 

2.- NO ERES FÁCIL DE ASQUEAR

Hay una razón por la que te molestan menos cosas como el sudor o los olores extraños cuando estás teniendo relaciones sexuales. Cuando te excitas, es menos probable que veas las cosas asquerosas como si fueran asquerosas. Eso explica por qué estás dispuesto a aguantar el aliento recién levantado por el sexo matutino.

 

3.- TU CEREBRO SE DA CUENTA DE CADA TOQUE

Hay mucho más de lo que crees. Investigaciones recientes usaron escáneres fMRI para ver exactamente qué sucede en su cerebro cuando usted está excitada. Encontraron que se activaron diferentes regiones cerebrales en respuesta a la estimulación de la vagina, el cuello uterino, el clítoris y los pezones. Y debido a que su mente es bastante crucial para la excitación, estimular varias de estas áreas a la vez puede llevar a un orgasmo aún más explosivo.

 

4.- TE HACES MÁS GRANDE DONDE CUENTA

Cuando estás excitada, tu vagina literalmente se expande para hacer espacio para tu chico. La longitud de tu vagina comienza alrededor de 7-8 cm  (que es la razón por la que puede parecer bastante superficial cuando estás colocando un tampón) pero a medida que te excitas, tu útero se eleva, alargando la pared vaginal alrededor de 12-13 cm, aproximadamente, según sexólogas expertos en el sector. Y si estás con un hombre particularmente bien dotado, tu útero puede ser empujado hacia atrás un poco más lejos, permitiendo aún más espacio.

 

5- SIENTES MENOS DOLOR

Hay una razón por la que cosas como mordisquear o tirar del pelo no duelen tanto mientras practicas sexo. El umbral del dolor puede aumentar significativamente durante la excitación, según varios estudios realizados profesionalmente. Aunque esto puede hacer que la penetración sea más cómoda, los expertos advierten que podría haber un inconveniente: “Algunas personas dicen que se han hecho daño y no se dieron cuenta hasta después de tener relaciones sexuales”.

 

6.- TUS PECHOS PASAN POR CAMBIOS

La próxima vez que estés ocupada, tómate un segundo para revisarte el pecho. Como resultado del aumento del flujo sanguíneo al área, probablemente notará que sus pezones están erectos y un poco más oscuros de lo normal. Además, investigaciones anteriores muestran que los senos de algunas mujeres se hinchan durante la excitación y pueden aumentar de tamaño.

 

7.- TU CUERPO EMPIEZA A SONROJARSE

Los estudios demuestran que la temperatura facial y corporal aumenta durante la excitación sexual, lo que explica por qué su cara y su pecho podrían enrojecerse un poco cuando está teniendo relaciones sexuales. Además, el aumento del flujo sanguíneo y de la frecuencia cardíaca causa un “rubor sexual” en algunas personas, que aparece como un sarpullido rojo o rosado en el pecho que desaparece después de que cede la excitación.

 

8.- TU MENTE SE ENFRÍA

Si parece que tu cerebro se vuelve papilla durante un orgasmo, tienes razón. La amígdala, la parte del cerebro involucrada en el miedo y la ansiedad, esencialmente se cierra cuando las mujeres tienen un orgasmo. Incluso los movimientos corporales que haces durante el orgasmo son totalmente inconscientes, según los escáneres cerebrales.

 

9.- TUS MÚSCULOS TIENEN UNA MENTE PROPIA

Durante el orgasmo, su cuerpo experimenta un período de miotonía (o espasmos musculares) debido a la activación de los músculos vaginales. Esto hace que los músculos de las piernas, los brazos, el cuello, el abdomen y la cara se tensen. Al mismo tiempo, las contracciones vaginales involuntarias ocurren a intervalos regulares. Los investigadores aún no están seguros de por qué ocurren estos espasmos y por qué algunas mujeres no los experimentan en absoluto.

 

10.- SU VEJIGA SE QUEDA EN ESPERA

Cuando usted tiene un orgasmo, su cuerpo libera una hormona antidiurética, razón por la cual es posible que no pueda orinar inmediatamente después de tener relaciones sexuales. Simplemente no posponga ir al baño ya que los expertos aconsejan ir después de tener relaciones sexuales para ayudar a prevenir las ITU.